¿Quieres desarrollar tu producto? Qué debes tener en cuenta.

¿Quieres desarrollar tu producto? Qué debes tener en cuenta.

¿Estás pensando en desarrollar tu propio producto y no tienes claro cómo empezar? Te recomendamos leer este post para conocer algunos conceptos y pasos previos antes de comenzar tu proyecto. 

Análisis y estudios previos al desarrollo.

El desarrollo de un producto, o crear un producto desde 0, conlleva unos esfuerzos importantes que deben ser correspondidos por una respuesta positiva del mercado. A priori, pensamos que nuestra idea de producto no existe y que, por tanto, seremos los primeros en el mercado. Aunque existan productos parecidos al alcance de los usuarios, tendemos a considerar que nuestra idea es mejor.

Sin embargo, ¿estamos totalmente seguros de que en el mercado no hay un producto similar? ¿Nuestra idea tendrá aceptación? Tendremos que averiguarlo, pero cómo.

Sin duda alguna, dar respuesta a estas cuestiones no es tarea fácil. De hecho, siempre conllevará cierta incertidumbre. Por ello, se recomienda elaborar un buen estudio de mercado, análisis de la competencia y plan de negocio para reducir al máximo los riesgos de desarrollar tu producto. Por tanto, debemos dedicarle el tiempo y esfuerzos necesarios para sentar las bases de lo que, a posteriori, será nuestro proyecto. 

Análisis comercial

¿Es necesario hacer un estudio de mercado antes de lanzar un producto? La respuesta es Sí. En el estudio de mercado analizaremos a la competencia y al público objetivo a quien dirigir nuestro producto. Si quieres saber cómo hacer un estudio de mercado, en este enlace te explicamos cómo hacerlo paso a paso. 

Pese a que puedes hacer este estudio de manera particular, te recomendamos que solicites ayuda profesional. Como bien hemos recalcado, se trata del análisis que sentará las bases del desarrollo de tu producto y, por consiguiente, debemos asegurar que el estudio responde a las preguntas adecuadas. Debemos asegurarnos de que los esfuerzos dedicados merezcan la pena. Efectuar el mejor disparo no sirve de nada en la diana incorrecta. 

La experiencia nos lleva a prestar importancia al factor precio. Conocer cuánto está dispuesto a pagar nuestro cliente por nuestro producto. Es por esto que, conocer los precios de mercado en los que se mueve la competencia es una información relevante. Gracias a ella, podremos saber cómo vamos a competir en el mercado: por calidad o por precio. 

Es cierto que, si somos capaces de dar una buena respuesta ante una necesidad de mercado antes que nadie; siendo pioneros y sin competencia; nuestra posición dominante nos permitirá que el margen de beneficio sea mayor

Marco legal

Además de la aceptación del producto en el mercado y del atractivo de este, estamos obligados a garantizar que su uso es seguro

Para ello, nuestro producto debe de estar homologado y cumplir con la normativa según su clasificación. 

Nuestra recomendación es tener siempre presente los requisitos técnicos que debe cumplir el producto desde la fase más conceptual del proyecto. Puede ser frustrante tener que retroceder en alguna fase avanzada del proyecto por no considerar estas cuestiones. Por tanto, la identificación y el conocimiento de la normativa y las especificaciones técnicas, serán esenciales para el correcto enfoque de tu producto. 

Propiedad industrial

¿Piensas que tener una idea innovadora y registrarla automáticamente como Patente te llevará al éxito? Lamentablemente, no. No es una labor tan sencilla. 

Es indudable la importancia de plasmar la idea en un documento, hacer un planteamiento teórico de cómo debe ser tu producto ayuda a su desarrollo. Sin embargo, es fundamental poder demostrarnos a nosotros mismos que la idea funciona.  

La confidencialidad es clave. Es muy importante que tratemos el desarrollo de nuestro producto con la mayor confidencialidad posible hasta que tengamos claro que nuestra idea es industrialmente viable. Para ello, será necesario formalizar el procedimiento a través de un Acuerdo de Confidencialidad con todos los participantes en el proyecto. 

Nuestra recomendación es llevar en paralelo la redacción de la solicitud de patente durante el desarrollo de tu producto. Es de vital importancia que, en caso de conseguir la patente, sea la imagen más fiel de nuestro producto

En muchas ocasiones, nos hemos encontrado con grandes ideas que han sido protegidas y, sin embargo, durante su desarrollo han incorporado modificaciones y/o mejoras en el producto que no han quedado recogidas en la patente o modelo de utilidad. 

Si deseas más información sobre la Propiedad Industrial, visita nuestro post La Propiedad Industrial en España. Todo lo que necesitas saber. 

Pre briefing 

En esta fase, debemos tener claros los objetivos del proyecto. Qué es lo que deseas lograr con el desarrollo de tu producto.

Podríamos decir que, se trata de un momento clave, ya que todos los participes interpretarán, concretarán y detallarán la metodología de trabajo a seguir así como el pliego de requisitos.

Es el momento de definir un techo de coste. El coste máximo que podemos asumir. En muchas ocasiones pensamos de partida en el coste unitario del producto o coste variable sin tener en cuenta que para algunos técnicas de fabricación es necesario una elevada inversión, como el caso del moldeo por inyección donde precisamos de la fabricación de un molde.

Al igual que el coste de fabricación, los materiales que queramos utilizar conllevarán una técnica concreta. Tanto por su acabado estético como por las propiedades mecánicas que precise nuestro producto, la definición de los materiales deberán tenerse en cuenta desde la etapa más conceptual.

Medir esfuerzos y estudio de viabilidad

Ya con el pliego de requisitos definido, el equipo profesional encargado, valorará los esfuerzos que deberán emplearse para el cumplimiento de los objetivos establecidos. Esto también ayudará a obtener una aproximación económica del proyecto. 

Además de medir los esfuerzos, es necesario estudiar la viabilidad del desarrollo de tu producto. De nada sirve cuantificar los esfuerzos si no validamos la viabilidad del concepto que va a llevarse a cabo.  

Cerrar concepto y briefing

En base al resultado obtenido del estudio de viabilidad y tras conocer los esfuerzos que deben ser empleados, se pasará a validar el concepto sobre el que se va a trabajar. Y en consecuencia, al cierre del briefing.   

Es en este momento donde conocerás y se plasmará qué metodología se va a emplear para el desarrollo de tu producto, así como las fases de ejecución del proyecto. Además, se detallarán los aspectos físicos del producto, como son acabados en materiales, dimensiones, etc. 

Una vez determinado todo ello, la empresa de diseño y desarrollo de producto procede a la elaboración de un presupuesto donde se contempla todo lo anterior. 

¿Aceptas el presupuesto? Comienza a desarrollar tu propio producto.

Ya aceptado el presupuesto, el equipo de profesionales trabajará para ejecutar el proyecto. Además, en muchas de las fases que contemplan su ejecución, la empresa requerirá de tu feedback a modo de validación entre fases. 

¿Quieres conocer las fases del desarrollo de un producto? Clica en el enlace de este post Desarrollo de producto. ¿Cuáles son sus fases? 

Conclusiones

Ahora que ya conoces un poco más sobre lo que debes tener en cuenta antes de desarrollar tu producto, te animamos a buscar al equipo profesional adecuado que logre materializar tus ideas. 

Pese a que se trata de un camino arduo y laborioso, sabemos por experiencia lo gratificante que resulta poder hacer realidad tu propio proyecto.  

¿Estás pensando en desarrollar tu propio producto? Nuestro equipo  puede ayudarte. 

¡Contáctanos!

3DALIA, empresa de diseño y desarrollo de producto, se convierte en tu aliado perfecto en el desarrollo de proyectos novedosos y la creación de nuevos mercados.   

Si estás pensando en desarrollar un nuevo producto, nuestro equipo estará encanto de ayudarte y asesorarte durante todo el procedimiento. ¿Hablamos?

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta