¿Qué es el diseño industrial?

¿Qué es el diseño industrial?

Para saber qué es el diseño industrial primero debemos comprender que se trata de una disciplina que se encarga de la creación, diseño y desarrollo de nuevos productos. 

En este post, hablaremos de diseño industrial. Trataremos sobre cuáles son sus objetivos y fases. Además de conocer cómo trabajan los profesionales y empresas de diseño industrial.

¿Qué es el diseño industrial?

Si reparamos a mirar a nuestro alrededor encontramos múltiples productos útiles, atractivos y aparentemente simples y sencillos que nos satisfacen alguna necesidad. Sin embargo, incluso aquellos que resultan obvios o simples requieren un proceso largo y complejo para llegar hasta él. A veces, ocurre que las ideas que conceptualmente funcionan son imposibles de fabricar y es aquí donde los profesionales de diseño industrial destacan. 

Todos los productos que nos rodean son fruto del diseño industrial.

Como mencionamos anteriormente, el diseño industrial es la disciplina encargada de la ideación y desarrollo de nuevos productos. Abarca desde la conceptualización de la idea/producto hasta su desarrollo e industrialización.

El diseño industrial abarca múltiples áreas y sectores. Desde el bocetaje o sketching, prototipado, fabricación, etc. Además, esta materia, se encuentra en constante evolución, la aparición de nuevos materiales e, incluso, inquietudes en la sociedad, son determinantes en el diseño industrial. Un ejemplo de ello es el diseño inclusivo o universal: la conceptualización y desarrollo de productos capaces de ser comprendidos o usados por cualquier usuario, independientemente de sus capacidades. A la derecha, un ejemplo de ello.

¿En qué se basa el diseño industrial?

Para comprender qué es el diseño industrial debemos hablar del objetivo de este. Una vez detectada una oportunidad en el mercado o una necesidad a cubrir, el diseñador industrial tiene como objetivo satisfacerla. ¿Cómo? Desarrollando, mejorando o innovando con un nuevo producto.

Para esto, los profesionales deberán evaluar y definir el problema al que se enfrentan antes de comenzar el proyecto. Una vez detectada la necesidad se debe proponer una solución eficiente con la que satisfacerla. Para lograrlo, se proponen conceptos mediante bocetos. Una vez definidos y seleccionados los más interesantes, se prototipan con la idea de validar la solución antes de comenzar con la fabricación, producción en serie o industrialización a gran escala del producto.  

metodologia 1 3dalia
Detección de la necesidad
metodologia-2-3dalia
Propuesta de solución eficiente
metodologia-3-3dalia
Desarrollo de producto

¿Para qué sirve el diseño industrial?

El diseño industrial sirve para encontrar la solución eficiente a una necesidad de mercado, independientemente del sector. 

Para conseguirlo, se requiere de un proceso que consta de varias fases:

Ejemplo de sketching de desinfectador de calzado.

La primera de ella sería la conceptualización. En esta fase, y tras definir el breafing con el cliente sobre el producto, comenzaremos a conceptualizar, dar forma a las ideas que van surgiendo. Para que esta fase sea fructífera debemos, estudiar al usuario al que va dirigido el producto, estudiar la ergonomía que tendrá el producto y, en último lugar, plasmar esas ideas mediante sketching para, posteriormente, renderizar.

Esta fase, pese a ser la más creativa, será la que nos ayudará a sentar las bases del proyecto final. Es en ella donde se estudia concienzudamente al usuario y se trabaja para que su experiencia de uso del producto sea satisfactoria. 

La segunda fase sería la de validación. Previamente a la fabricación del producto, es necesaria la aprobación del diseño final. Se trata de un proceso continuo que finaliza cuando el diseño cumple las necesidades y expectativas del usuario. Una herramienta y tecnología útil para esta fase es la fabricación aditiva. Sirven de apoyo a la materialización y testeo del producto.

Sentir el diseño en nuestras manos nos ayuda a visualizar aquellos errores o imperfecciones, garantizando la ausencia de errores posteriores. Además, actúa como puente de comunicación entre la empresa y el cliente. Con esto, se facilita el flujo de información entre ambas partes proporcionando un mayor entendimiento. 

La validación, dentro de las fases para el desarrollo de productos, es una etapa crucial para el correcto desarrollo, por lo que debemos otorgarle la importancia necesaria.

Ejemplo de proceso de prototipado

La tercera y última fase, sería la de industrialización. El propósito principal del diseño y desarrollo de productos es obtener un diseño industrializable. El cual llegue al mercado y, por consiguiente, al usuario final. Para ello, es necesario realizar un exhaustivo seguimiento del producto, desde la obtención de la materia prima hasta la distribución del mismo.

Ejemplo de mobiliario urbano.

Entonces, ¿de qué se ocupa el diseño industrial?

En resumen, el diseño industrial tiene como objetivo aportar soluciones eficientes ante una oportunidad en el mercado o una necesidad detectada. Esto puede hacerse mejorando productos existentes o bien innovando y desarrollando nuevos productos que cubran las necesidades de los usuarios.

Para ello, los proyectos de los diseñadores industriales deben de pasar por las siguientes fases:

  • 1- Conceptualización:
    •  1.1.Estudio de usuario
    •  1.2.Estudio ergonómico
    •  1.3. Sketching/ Renderizado
  • 2- Validación: 
    •   2.1. Prototipado
    •   2.2. Testeo
    •   2.3. Rediseño y acabados
    •   2.4. Branding y packaging
  • 3- Industrialización:
    •   3.1. Suministro 
    •   3.2. Relación con proveedores
    •   3.3. Distribuidores.

3DALIA: Tu empresa de diseño industrial

Sin lugar a dudas, la innovación, el diseño y desarrollo de nuevos productos no sería posible sin el diseño industrial.

Una empresa de diseño industrial debe contar con profesionales multidisciplinares. Esta disciplina implica contar con conocimientos de diferentes materias que hagan que, de forma conjunta, se desarrollen proyectos que aporten soluciones eficientes.

En 3DALIA, empresa de diseño industrial, contamos con el mejor equipo de diseñadores industriales. Un equipo polivalente, implicado y con innovación en su ADN. Apostamos por un procedimiento y una metodología rigurosa en todos los proyectos.

Comenzamos con el estudio del estado del arte lo que permite a nuestra empresa generar la mejor estrategia a seguir para sacar un producto de éxito al mercado.

Para plasmar nuestras ideas, empleamos el sketching. Para una mejor visualización del diseño, utilizamos herramientas de renderizado. Esto proporciona imágenes fieles a la realidad simulando ambientes de uso.

Para la validación, contamos con herramientas y tecnologías de fabricación aditiva, así como conocimientos en rapid prototyping que nos sirven de apoyo para el testeo.

Nuestra amplia red y buena comunicación con proveedores, nos permite seleccionar aquel que mejor encaje con tu proyecto. Garantizamos una buena coordinación dentro de la cadena de suministro, mostrando eficiencia y eficacia con nuestro trabajo

Si quieres desarrollar un proyecto de diseño industrial, podemos ayudarte. ¿Hablamos?

Deja una respuesta