¿Qué es el sketch de producto?

¿Qué es el sketch de producto?

El sketch de producto o boceto de producto es conocido por tratarse de una herramienta para la conceptualización de un producto que, a posteriori, se va a desarrollar e industrializar.

Pese a que las características o consideraciones a tener en cuenta son extrapolables a otras técnicas/herramientas de conceptualización como el render. El sketch, sin embargo, presenta una clara ventaja frente a otras: ahorro en esfuerzos, tiempos y recursos. Por esto, las empresas de diseño industrial recurren a esta herramienta para la fase de conceptualización de producto.    

¿Para qué sirve el sketch de producto?

  • Mostrar al cliente una primera conceptualización del producto y las perspectivas del proyecto. Es importante consensuar la estética del producto.
  • Establecer las directrices que marcarán el flujo de trabajo del proyecto.
  • Extraer conclusiones sobre la estética del producto, además de poder obtener ideas generales sobre el estudio de formas y propiedades técnicas de algunas piezas/componentes que tendrá el producto a desarrollar, y que debemos considerar desde su conceptualización.

¿Necesitas ayuda con tu proyecto de diseño de producto? Nuestro equipo estará encantado de ayudarte. ¿Hablamos?

¿Qué debemos tener en cuenta?

Aunque se trata de una concepción no tan asentada entre el sector del diseño industrial como se debiera, el sketch de producto no solo debe tener en cuenta el aspecto visual o estético del producto. Desde el segundo 1, nuestro boceto debe contemplar aspectos decisivos del proyecto. Te contamos cuáles son los más comunes:

Requisitos de coste unitario del producto

Tras la elaboración del correspondiente estudio de mercado se definirán algunos requisitos del producto como su coste unitario. Partiendo de él, el equipo de diseño deberá contemplar que tanto despiece, como forma, materiales y acabados como técnica de fabricación se encuentren dentro del coste unitario fijado.

Por tanto, desde la fase de sketch de producto, las formas, materiales-acabados, así como la división de las distintas piezas que compondrán el producto, deben ser ya proyectadas en el sketch de producto contemplando el coste definido. Un coste unitario que debe ser soportado por el mercado y que garantice el éxito del producto.

Requisitos de usuario

En estos requisitos se recogen aquellos aspectos demandados por el usuario final del producto, reclamados tanto de manera consciente como inconsciente. Entre ellos, los más destacados son:

Ergonomía

Este requisito, como ocurre con el resto, se debe reflejar en el sketch de producto con el planteamiento de distintas dimensiones, formas y volúmenes que permitan un uso adecuado del producto. 

Las distintas formas plasmadas en el boceto de producto deben estar acotadas por las premisas previas determinadas en un estudio ergonómico (paso previo al sketch). No obstante, como ocurre con los requisitos mencionados anteriormente, los procesos del diseño de producto siguen vivos tras el sketch de producto. En el caso de la ergonomía, las validaciones vendrán de los primeros prototipos tras la aplicación de distintas técnicas y evaluaciones para confirmar que las formas conceptualizadas corresponden y cumplen con los requerimientos ergonómicos del usuario final.

Funcionalidad

Cuando hablamos de funcionalidad, implicamos determinados aspectos como la mecánica y/o electrónica del producto.

Las formas, materiales así como mecanismos y electrónica, son puntos que pueden influir de manera directa en la correcta funcionalidad del producto. Por tanto, esta coherencia necesaria entre los distintos aspectos debe de estar recogida desde la fase de conceptualización. Con el objetivo de que el funcionamiento del producto sea el esperado.

Estética

Ciertamente, en muchas ocasiones este requisito se convierte en el claro  protagonista del sketch. Sin embargo, el resto de requisitos son igual de importantes que la estética en esta fase.  

Además de un producto de tendencia, atractivo y con calidades y acabados excepcionales, desde el sketch de producto se deben plasmar productos funcionales, industrializables y usables. 

Contexto de uso

Los distintos contextos de uso del producto servirán para marcar requisitos que deberán de ser contemplados desde el sketch.

Por ejemplo, en el caso presentado a continuación se nos presenta un entorno médico/profesional. Por lo que, la conceptualización del producto muestra formas suaves y técnicas de fabricación que permitan la correcta asepsia del producto, así como una visión del producto “amigable/usable”.

Requisitos legales

Dependiendo del sector y de la categoría del producto a desarrollar, este debe cumplir con ciertos requisitos legales. Por tanto, detectar y comprender estos requisitos legales previo a la conceptualización, y por consiguiente, al sketch de producto, es determinante para asegurar que lo planteado mediante el boceto va en línea con el producto que se acabará industrializando.

Si quieres que tu proyecto sea todo un éxito, confía su desarrollo en un equipo cualificado. Te acompañamos durante todo el proceso. ¡Contáctanos y te informamos sin compromiso!

¿Por qué es tan importante el sketch?

El sketch es una herramienta de comunicación fundamental para las primeras fases del diseño y desarrollo de un producto. Al cliente le ayudará a comprender cuál será la línea de diseño y, posterior desarrollo, que tomará su producto.

Sin embargo, debemos prestar especial atención a la contemplación de todos los requisitos anteriormente mencionados en nuestros bocetos. Ya que, de no hacerlo, podríamos generar falsas expectativas en el cliente e incluso, provocar pérdidas en el proyecto.

Imagina presentar un boceto que, estéticamente cautiva al cliente pero que, posteriormente, el producto no podría cumplir los requisitos de funcionalidad o la normativa para poder ser comercializado. Esto despertaría un sentimiento de frustración y desconfianza en el cliente. Además de las consecuencias por la pérdida de tiempo/esfuerzo durante el proyecto que harían que el lanzamiento del producto al mercado se retrase. 

3DALIA: expertos en sketch de producto

Desde 3DALIA, empresa de diseño industrial, tras el análisis del estado del arte y el planteamiento de un correcto briefing junto al cliente, logramos plasmar desde la fase de conceptualización una solución eficiente e industrializable.

Con el objetivo de lograr que tu proyecto salga al mercado de la mejor forma y en el menor tiempo posible, incidimos desde el primer momento en todos los requisitos necesarios para su comercialización y la generación de una buena experiencia de usuario. 

Deja una respuesta