5 consejos para un buen diseño de producto

5 consejos para un buen diseño de producto

Para conseguir un buen diseño de producto es importante tener bien definido los requisitos del producto así como la metodología de trabajo. Si bien es cierto que el marketing y las campañas comerciales serán quienes consigan colocar nuestro producto en la mente de los consumidores, sin un buen diseño y una correcta funcionalidad esto no sería posible. Sería como construir un castillo de naipes sin una base sólida.  

El diseño de producto requiere de mucho análisis, minuciosidad y un buen equipo de profesionales con carácter innovador que sean capaces de hacer realidad la idea. En 3DALIA recibimos proyectos de todo tipo y, gracias a nuestra amplia experiencia, somos capaces de detectar la problemática y proponer la solución eficiente a la necesidad de nuestro cliente. 

¿Tienes en mente crear un nuevo producto? Cuenta con los diseñadores e ingenieros de producto de 3DALIA para tu proyecto. ¡Contáctanos!

Con una correcta metodología y con los objetivos y requisitos bien definidos, podremos abarcar cualquier tipo de proyecto de diseño y desarrollo de producto. Si estás pensando en abordar un proyecto donde se requiere del diseño y desarrollo de un nuevo producto,  ¡te destacamos algunos consejos que debes tener en cuenta! 

1. Haz un estudio de mercado

El tiempo es oro, de todos es sabido. Antes de tirarte a la piscina y emprender con esta nueva idea, es importante conocer bien el mercado. Para ello es importante despejar cualquier incógnita que pueda ser decisiva para su creación, desarrollo y comercialización.  Estos serían algunos ejemplos.

  • ¿Qué necesidad cubriría mi producto?
  • ¿Existe ya algún producto que resuelva el problema?
  • En caso de sí, ¿qué te diferencia de este?
  • ¿Cuál es tu público objetivo?
  • ¿Cuál es tu techo de coste?

Aunque pueda parecer muy tedioso, el estudio de mercado es completamente necesario para enfocar y definir los requisitos del producto que vamos a desarrollar. Conocer a nuestro público se antoja fundamental, puesto que debemos ofrecerle una buena experiencia de uso a la vez de cubrir su necesidad. 

2. Crea un buen diseño de producto: atractivo, realista e industrializable

Con todas las conclusiones extraídas del punto anterior, llegamos a la fase de conceptualización. Aunque puede parecer un consejo evidente, se antoja fundamental recalcarlo.

Para empezar, debemos pensar en nuestro público, qué diseño llamará más su atención. Creemos un sketch de producto con diseños atractivos para los posibles consumidores. El siguiente punto es trabajar en un diseño realista. Por ejemplo, no pensemos en materiales o técnicas de fabricación que se escapen de nuestro coste unitario. Y en último lugar, debemos tener en cuenta que los diseños bocetados deben de ser viables industrialmente hablando. De nada sirve mostrar al cliente un producto atractivo y que encaje en su presupuesto si finalmente su producción no es posible.

Este es uno de los motivos por lo que se aconseja contar con una empresa de diseño industrial para este tipo de proyectos y conseguir un buen diseño de producto.

¿Estás pensando en diseñar y desarrollar un nuevo producto? El equipo de 3DALIA, puede ayudarte. ¡Lánzanos tu reto! ¿Hablamos?

3. La ergonomía lo es todo

Como hemos comentado en post anteriores, la ergonomía es un factor muy importante, por lo que debemos prestar especial atención a lograr un diseño ergonómico para nuestro producto.

Muchas personas al oír hablar de ergonomía piensan que esta es únicamente aplicable a aquellos productos que buscan satisfacer alguna necesidad concreta para personas que padecen o tienen algún tipo de diversidad funcional. Sin embargo, esta idea es totalmente errónea. La ergonomía simplemente persigue que un producto sea fácil de manipular, que sea intuitivo, seguro y que garantice su funcionalidad.

Resulta vital que una persona sea capaz de saber manejar tu producto sin tener que recurrir a un manual de instrucciones. Y, en caso de que deba hacerlo, este debe ser muy sencillo, con apenas pasos. Cuando un producto es difícil de manejar o complejo de entender, el usuario suele desistir.

diseño ergonómico

4. Selecciona los materiales de manera adecuada

Los materiales no solo van a influir en los costes de fabricación, sino también en la manipulación/uso del usuario. Hay que tener en cuenta todo tipo de factores. Por ejemplo si un producto se calienta, debemos tener mucho cuidado y no elegir materiales que puedan derretirse con facilidad.

Pero aquí no solo entra esto, sino también la concordancia con los valores de marca. Puede que aún no hayas definido bien los valores que tu producto va a representar, pero seguro que hay pistas. Por ejemplo, si estás creando un producto que de alguna manera ayude al medio ambiente, lo ideal sería hacerlo de materiales sostenibles y/o materiales biodegradables. Al menos, siempre que sea posible.

5. Apóyate en el prototipado de productos

El prototipado es esencial para validar el producto en las distintas fases de su desarrollo. El testeo debe ser recurrente para ganar tiempos y garantizar que los distintos pasos van cumpliendo con los objetivos y requisitos del proyecto/producto.

Podemos apoyarnos en distintas técnicas de prototipado, todo dependerá del tipo de proyecto y del objetivo del testeo (forma, dimensiones, funcionalidad, etc.) 

Un último consejo: ponte en manos de una empresa de diseño de producto

Teniendo a un equipo de diseño industrial profesional de tu lado todo será mucho más cómodo. Por ejemplo, en 3DALIA nos encargamos de asesorar a nuestros clientes durante todo el proceso. El objetivo no es otro que llevar a la realidad las ideas de nuestros clientes ofreciéndoles la solución más adecuada para su proyecto. 

Recuerda que si tienes una idea en mente y quieres desarrollarla, en 3DALIA estaremos encantados de escucharte y de acompañarte durante todo el proceso.

Demyo: tu plataforma para lograr un buen diseño de producto

En 3DALIA ponemos a disposición de nuestros clientes y proveedores, Demyo. Una plataforma de innovación compuesta por un ecosistema colaborativo que asegura aportar soluciones a proyectos de distinta índole, entre ellos el diseño y desarrollo de producto, garantizando la industrialización de estos.

Si quieres saber más sobre nuestra metodología de trabajo y qué puede ofrecerte nuestra plataforma, estaremos encantados de atenderte por cualquiera de nuestros canales.

Deja una respuesta