A la vez que la tecnología va avanzando podemos ver cómo esta nos ayuda en nuestra vida, hoy hablamos de la prótesis 3D. No se trata solo del terco avance de depender de las nuevas tecnologías. Sino de sacarles el mayor partido posible y usarlas en nuestro día a día y en nuestro beneficio. Ya se ha demostrado cientos de veces que han mejorado la calidad de vida de muchas personas o incluso salvado muchas vidas.

Casos reales de prótesis en 3D

La impresión 3D ha demostrado en repetidas ocasiones como una excelente tecnología para la producción de prótesis 3D personalizadas (biónicas), y puede garantizar un ajuste perfecto para cada paciente.

Una prótesis 3D para Valentín

Valentín es un pequeño de ocho años que perdió sus piernas en el 2011 por una grave enfermedad. Después de mucho investigar, los padres del pequeño recibieron la ayuda de Edgardo Karschti un ingeniero de la Universidad Tecnológica Nacional. Karschti tenía una impresora 3D y junto a dos estudiantes de Ingeniería Biomédica. Pusieron en marcha el proceso de creación de las prótesis 3D.

La familia había probado otras opciones antes pero además de resultar muy caras. Además, no terminaban de adaptarse a Valentín y el pequeño acababa sufriendo.

La prótesis consiste en un pie realizado con filamento ultraliviano con una barra de aluminio que lo une a un cono, hecho con material flexible (SMARTFIL FLEX), lo que le permite regularlo. Además, para que sea mucho más ligera, es hueca.

 

 

 

 

Costes Prótesis 3D

Durante la presentación, Karschti destacó también el coste del proceso. Mientras una prótesis profesional puede costar unos 50.000 dólares. La que han creado con la impresora tiene un precio de 500 dólares y se adapta mejor al cuerpo.

Foto: Ministerio de Salud de Tucumán

Traje de exoesqueleto para Amanda Boxtel

En 1992, Amanda Boxtel estuvo involucrada en un accidente de esquí catastrófico y se paralizó de la cintura para abajo. Los médicos le dijeron que nunca volvería a caminar.

Pero ahora, casi 20 años después del accidente de esquí, Boxtel dio sus primeros pasos desde el accidente, a pesar de su parálisis. Gracias al traje robótico exoesqueleto híbrido impresa recientemente en 3D, Boxtel estaba de pie en Budapest, y caminaba por su cuenta.

El traje de exoesqueleto fue un esfuerzo de colaboración entre 3D Systems y EksoBionics. Su traje fue hecho específicamente para Boxtel, utilizando técnicas de escaneo en 3D para proporcionar la mejor forma. Además, el traje estaba equipado con controles y actuadores, proporcionados por EksoBionics.

Iron Man y Alex con prótesis 3D

Junto con la organización benéfica sin fines de lucro Limbitless Solutions como «otro experto en biónica». Robert Downey Jr presentó recientemente un brazo biónico impreso en 3D a Alex, que nació con un brazo parcialmente desarrollado. El brazo biónico, construido por Albert Manero, es una recreación del equipo Iron Man de Downey Jr.

prótesis 3d con Iron Man y Alex

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *