Aún es algo desconocido para muchos el mundo de la Impresión 3D, que cada vez comienza a ser un término más popular y sonado. Es por ello por lo que comentamos un ejemplo de una de sus infinitas aplicaciones.

Seguro que estas leyendo esto y tienes al alcance de tu vista algún objeto a alguna pieza que te preguntaras “si se partiera, ¿donde podría comprar su repuesto?”. Pues bien, la respuesta no es nada fácil ya que a veces puede ser una tarea tediosa el encontrar ese componente sin el que nuestro producto carecería de funcionalidad.

Un ejemplo real de la impresión 3D en nuestra vida cotidiana

Exponemos un claro ejemplo de uno de esos casos en los que nos plantemos seriamente si tirar lo que sea…..

 

impresión 3D en nuestra vida cotidiana

Podemos ver en la imagen que hablamos de la típica mesa de patio que cualquiera de nosotros podemos tener en casa.

impresora 3D en nuestra vida

 

Es en esta imagen donde vemos que los soportes que hacen de apoyo entre el cristal superficial y la estructura metálica, está roto y que por tanto el cristal se ha desplazado de su sitio por lo que la mesa queda practicamente inutilizada..

impresion 3d en casa

 

La rotura de esas pequeñas piezas plásticas que mantienen a la superficie de la mesa en su posición, han provocado incluso que el cristal de la mesa tenga como único apoyo sus cuatro patas con el peligro que conlleva una rotura del cristal.

Las piezas blancas han sido diseñadas por ordenador utilizando un Software CAD. Se han mejorado con respecto a sus predecesoras, una vez comprobada su falta de efectividad.

 

 

Una vez impresos los soportes, los hemos colocado sustituyendo los anteriores que están rotos y eran imposibles de encontrar. Además hemos recuperado nuestra fantástica mesa del patio.

Aquí os dejamos el vídeo de como se hizo, como imprimimos las piezas una vez diseñadas en la Impresora Zortrax M200 en ABS natural.

 

 

Más ejemplos de impresión 3D puede ser en nuestra vida cotidiana.

Ocasionalmente, alguna persona puede tener una impresora 3D en casa para sus propios fines y lo que crean suele ser inventivo y útil. Vamos a ver algunos ejemplos de cómo y para que usar la impresión 3D en nuestra día a día.

Trucos de la vida con la impresión 3D

Lo primero que puede usar una impresora es para Life Hacks <<trucos de la vida>>. Hay momentos en los que sería bueno tener una herramienta específica que haga que una tarea cotidiana sea más fácil. La gran parte de esta idea es que las creaciones pueden ser ilimitadas y estar diseñadas para satisfacer necesidades personales.

Con la impresión en 3D, puede hacer cualquier cosa. Es decir desde un colgador de ropa que ahorra espacio hasta platos de jabón que drenan la espuma. También puede probar otras cosas como manijas de bolsas de supermercado, imanes de nevera con porta-bolígrafos o manijas para sujetar cosas a su bicicleta. La imaginación es el límite.

Reemplazar lo irreemplazable

¿Otra cosa? Se puede reemplazar y arreglar cosas que de otro modo serían irreemplazables.

Si puede hacer prótesis con fines médicos. No hay ninguna razón por la cual no pueda reconstruir las piezas rotas en artículos para el hogar. Todos nosotros hemos tenido ese momento cuando algo se rompe y es absolutamente irreemplazable. Es una experiencia devastadora.

Algunas veces el artículo puede repararse y otras no tanto. Todo depende de la extensión del daño y la disponibilidad de recursos. Pero ahora con la impresión 3D en nuestra vida, siempre que tenga las dimensiones correctas y los materiales, el reemplazo es menos imposible.

Reemplazar lo irreemplazable

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *