El futuro con material de impresión 3D infable ya está aquí. El Departamento de Diseño de BMW, en colaboración con el Laboratorio de Autoensamblaje del MIT, ha desarrollado un material aditivo inflable. Como resultado se puede personalizar a cualquier tamaño o forma y se transforma en función de la cantidad de presión de aire en el sistema. Los controles neumáticos del sistema permiten que el objeto impreso de silicona se transforme en una variedad de formas. Además de funciones o características de rigidez, dice la compañía.

El futuro de material de impresion 3D inflable.

“El resultado de esta colaboración manifiesta que un nuevo futuro material es inminente”, afirmó Starke en el comunicado de prensa. “No hay necesidad de bloquear el automóvil del futuro en una forma particular. Los interiores podrían incluso adoptar usos maleables y modulares”.

impresion 3D inflable
Fuente: Self Assembly Lab at MIT

Si el automóvil del futuro es realmente autónomo, entonces podemos estar a punto de presenciar un cambio radical en la forma y función de sus interiores. Sin la necesidad de ruedas, pedales y asientos delanteros. Podríamos dirigirnos a asientos y compartimentos que se transforman en diferentes formas para satisfacer diferentes necesidades con solo tocar un botón.

Después de una colaboración de dos años, BMW y MIT presentaron recientemente un nuevo material inflable impreso que podría hacer el truco. Combina tecnologías como la impresión líquida rápida y la robótica suave. Como resultado crean objetos similares a los globos imprimibles que pueden cambiar su forma y rigidez en cuestión de segundos.

Video de material de impresion 3D inflable.

Los interiores del automóvil podrían transformarse en diferentes configuraciones con solo pulsar un interruptor. Se consigue utilizando estructuras inflables impresas en 3D desarrolladas por investigadores del MIT.

El Laboratorio de autoensamblaje del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) trabajó con BMW en el proyecto, llamado Liquid Printed Pneumatics. La marca alemana de automóviles quería ver cómo las técnicas de ingeniería experimentales del laboratorio podrían ayudarlo a realizar algunas de las características de cambio de forma imaginadas en sus concept cars futuristas.

Según los investigadores, los objetos inflables de muestra que se muestran arriba se pueden personalizar. Es decir para cualquier tamaño o forma mediante la manipulación de la presión de aire en cualquiera de sus siete cámaras independientes.

“No hay necesidad de bloquear el automóvil del futuro en una forma particular. Los interiores podrían incluso adoptar usos maleables y modulares”, dice Martina Starke, directora de BMW Brand Vision. “Esta tecnología de materiales adaptativos apunta hacia un futuro de superficies transformables para el confort humano adaptativo. Además la amortiguación y el rendimiento del impacto”.

El material de impresión 3D inflable está en exhibición en la exposición The Future Starts Here in London.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *